Fallos de comunicación

FALLOS DE COMUNICACIÓN

couple-having-a-misunderstanding-3692885

Nosotros podemos escucharte

H

ay momentos en la vida en que parece que la discusiones son interminables: los hijos, los amigos, la rutina de los quehaceres, la familia, etc. Muchas veces ni siquiera queremos discutir, pero es comenzar a hablar y casi cualquier cosa que diga el otro, es motivo para nosotros de enfado y dolor. Queremos pensar que sólo es una etapa o los problemas del día a día, por eso lo vamos dejando, pero la verdad es que las discusiones se van sumando y nosotros nos vamos sintiendo peor.

Por eso, un profesional podría ayudaros a saber manejar estos momentos y esas necesidades que surgen de tener que trasmitir cualquier cosa a la otra persona; para que ni yo sienta que vuelvo a ceder ni el otro se sienta atacado.

Antes no era un problema

L

os comienzos siempre parecen más fáciles, y encima, tendemos a idealizarlos, con lo que es normal pensar y recordar que discutíamos poco y que siempre teníamos cosas que contarnos, cosas que descubrir, más ganas de escuchar, etc. Pero a medida que avanza la relación, a veces, la comunicación parece que cae en la rutina y dejamos de esforzamos en transmitir los nuevos sucesos o simplemente hablamos de lo mínimo y obligatorio: niños, compra, facturas, etc.

Si te sientes identificado con la comunicación descrita antes no debes preocuparte, se puede trabajar en recuperar esa ilusión y complicidad a través de una comunicación más sana y que nos haga recuperar la conexión con el otro, volviendo a esos comienzos idílicos que tanto se anhelan.

Todo es una discusión

A

unque siempre tuvisteis vuestras diferencias en diferentes temas; es lo normal, todas las parejas lo tienen, parece que de un tiempo a esta parte las discusiones se multiplican y cada vez se vuelven más serias y los enfados duran más.

Uno ante todo esto, puede comenzar a sentirse muy inquieto y preocupado sobre el futuro de ambos, no pasa nada, esos sentimientos están ahí para avisarnos de que algo no va como debería, tendríamos que volver a encontrar el espacio para una correcta comunicación.

Claves para superarlo

E

spacio

Si uno de vuestros problemas es una comunicación deficiente, seguro que habrá que hacer un trabajo por ambas partes consistente en: encontrar un espacio temporal; sacar tiempo de calidad dedicado al problema, y físico; muy importante porque muchas veces los problemas se llevan a cualquier parte: la cama, el restaurante, el coche, etc.

T

iempo

Junto con el anterior, dos de los pilares más importantes para una correcta comunicación. Muchas veces nos engañamos pensando que en cinco minutos hablamos de los temas y ambos quedaremos satisfechos y el tema quedará cerrado, pero debemos comprender que esto, de manera general, es falso. Comunicarse bien conlleva tiempo.

R

ecuperar

Cuando se llega a este punto donde la comunicación hace aguas por todas partes, leer esta palabra puede levantar muchas ampollas, pero es imprescindible que ambos consideréis la terapia de pareja como un punto de inflexión, porque este es el tercer pilar más importante; no para que ambos cedáis, sino para que ambos salgáis ganando.

He intentado tener empatía y paciencia y no ha salido bien.

L

os dos nos hemos dado cuenta de que estos fallos de comunicación pueden llegar a ser un problema, por eso, la otra persona me ha dicho lo que necesita y yo le he dicho lo que necesito, pero aunque lo hemos intentado durante un tiempo, al final hemos vuelto a caer en los mismos errores y la paciencia y empatía se van agotando.

Vosotros sois los que mejor os conocéis, con lo que seguro que habéis puesto lo mejor de vosotros mismos, utilizando para ello las mejores herramientas de las que disponéis, aunque debemos darnos cuenta de que eso a lo mejor no es suficiente; no pasa nada es un paso más en el proceso.

Tranquilos, tiene solución

N

osotros creemos que no todo el mundo necesita ir al psicólogo; una persona puede ser capaz de solucionar los problemas que la vida le presenta, pero también es importante ser sincero con nosotros mismos y comprender que si hemos intentado solucionar las cosas creando pactos o acuerdos, hablando de cambios e intentando llevarlos a cabo, pero aún así no hemos podido lograrlo, tal vez sea el momento de pedir ayuda externa.

Entendemos que para algunas personas acudir al psicólogo es un evento novedoso y que puede generar cierta incertidumbre, pero es importante comprender que el psicólogo no es si no una persona objetiva que no va a juzgar a la pareja, si no a ayudarla con herramientas y estrategias para superar esta crisis y salir fortalecido de ella.

Por último, si estás aquí es porque crees que hay esperanza y nosotros estamos dispuestos a trabajar para que así sea. Déjanos ayudarte.

Dejanos ayudarte:

FALLOS DE COMUNICACIÓN

Nosotros podemos escucharte

H

ay momentos en la vida en que parece que la discusiones son interminables: los hijos, los amigos, la rutina de los quehaceres, la familia, etc. Muchas veces ni siquiera queremos discutir, pero es comenzar a hablar y casi cualquier cosa que diga el otro, es motivo para nosotros de enfado y dolor. Queremos pensar que sólo es una etapa o los problemas del día a día, por eso lo vamos dejando, pero la verdad es que las discusiones se van sumando y nosotros nos vamos sintiendo peor.

Por eso, un profesional podría ayudaros a saber manejar estos momentos y esas necesidades que surgen de tener que trasmitir cualquier cosa a la otra persona; para que ni yo sienta que vuelvo a ceder ni el otro se sienta atacado.

banner-movil-ansiedad-1

Antes no era un problema

L

os comienzos siempre parecen más fáciles, y encima, tendemos a idealizarlos, con lo que es normal pensar y recordar que discutíamos poco y que siempre teníamos cosas que contarnos, cosas que descubrir, más ganas de escuchar, etc. Pero a medida que avanza la relación, a veces, la comunicación parece que cae en la rutina y dejamos de esforzamos en transmitir los nuevos sucesos o simplemente hablamos de lo mínimo y obligatorio: niños, compra, facturas, etc.

Si te sientes identificado con la comunicación descrita antes no debes preocuparte, se puede trabajar en recuperar esa ilusión y complicidad a través de una comunicación más sana y que nos haga recuperar la conexión con el otro, volviendo a esos comienzos idílicos que tanto se anhelan.

banner-movil-naranja-1

Todo es una discusión

A

unque siempre tuvisteis vuestras diferencias en diferentes temas; es lo normal, todas las parejas lo tienen, parece que de un tiempo a esta parte las discusiones se multiplican y cada vez se vuelven más serias y los enfados duran más.

Uno ante todo esto, puede comenzar a sentirse muy inquieto y preocupado sobre el futuro de ambos, no pasa nada, esos sentimientos están ahí para avisarnos de que algo no va como debería, tendríamos que volver a encontrar el espacio para una correcta comunicación.

banner-movil-naranja-2

Claves para superarlo

E

spacio

Si uno de vuestros problemas es una comunicación deficiente, seguro que habrá que hacer un trabajo por ambas partes consistente en: encontrar un espacio temporal; sacar tiempo de calidad dedicado al problema, y físico; muy importante porque muchas veces los problemas se llevan a cualquier parte: la cama, el restaurante, el coche, etc.

T

iempo

Junto con el anterior, dos de los pilares más importantes para una correcta comunicación. Muchas veces nos engañamos pensando que en cinco minutos hablamos de los temas y ambos quedaremos satisfechos y el tema quedará cerrado, pero debemos comprender que esto, de manera general, es falso. Comunicarse bien conlleva tiempo.

R

ecuperar

Cuando se llega a este punto donde la comunicación hace aguas por todas partes, leer esta palabra puede levantar muchas ampollas, pero es imprescindible que ambos consideréis la terapia de pareja como un punto de inflexión, porque este es el tercer pilar más importante; no para que ambos cedáis, sino para que ambos salgáis ganando.

banner-movil-naranja-5

He intentado tener empatía y paciencia y no ha salido bien.

L

os dos nos hemos dado cuenta de que estos fallos de comunicación pueden llegar a ser un problema, por eso, la otra persona me ha dicho lo que necesita y yo le he dicho lo que necesito, pero aunque lo hemos intentado durante un tiempo, al final hemos vuelto a caer en los mismos errores y la paciencia y empatía se van agotando.

Vosotros sois los que mejor os conocéis, con lo que seguro que habéis puesto lo mejor de vosotros mismos, utilizando para ello las mejores herramientas de las que disponéis, aunque debemos darnos cuenta de que eso a lo mejor no es suficiente; no pasa nada es un paso más en el proceso.

banner-movil-naranja-3

Tranquilos, tiene solución

N

osotros creemos que no todo el mundo necesita ir al psicólogo; una persona puede ser capaz de solucionar los problemas que la vida le presenta, pero también es importante ser sincero con nosotros mismos y comprender que si hemos intentado solucionar las cosas creando pactos o acuerdos, hablando de cambios e intentando llevarlos a cabo, pero aún así no hemos podido lograrlo, tal vez sea el momento de pedir ayuda externa.

Entendemos que para algunas personas acudir al psicólogo es un evento novedoso y que puede generar cierta incertidumbre, pero es importante comprender que el psicólogo no es si no una persona objetiva que no va a juzgar a la pareja, si no a ayudarla con herramientas y estrategias para superar esta crisis y salir fortalecido de ella.

Por último, si estás aquí es porque crees que hay esperanza y nosotros estamos dispuestos a trabajar para que así sea. Déjanos ayudarte.

banner-movil-naranja-4

Dejanos ayudarte: